Señales para saber que tienes una mamá tóxica

Señales para saber que tienes una mamá tóxica

La persona que nos trajo a este mundo no es perfecta. Es normal que como mujeres tengamos problemas con mamá y más cuando llegamos a la pubertad. Pero también algunas de ellas pueden llegar a convertir una relación de madre e hija normal en una situación muy tóxica y dañina para las dos. En éste artículo te vamos a decir algunas señales de que tu mamá es tóxica contigo.

Señales para saber que tienes una mamá tóxica 4

Ignora tus sentimientos
Cuando una mamá no le importa cómo sus acciones pueden perjudicar a su hija en los sentimientos. Esto puede ser un daño muy marcado en el crecimiento de una persona. Es fría contigo y no parece preocuparse por lo que sus acciones ocasionan en tus sentimientos.

Señales para saber que tienes una mamá tóxica 5

Es controladora
No está mal tener orden, pero cuando la madre trata de controlar cada movimiento de su hija, no la permite desarrollar su propia personalidad y eso vuelve difícil una relación de madre e hija. Cuando una madre controla, o pretende controlar, todo aspecto en la vida de su hija, se genera una brecha en la relación. El resultado es una hija que quiere alejarse por completo de su madre, o una chica que no sabe tomar decisiones por si misma.

Advertisement

Es cruel
Sonara tonto, pero muchas veces comentarios como, “ya te ves más gorda”, o “eso no te queda porque no estas flaca” marcan mucho a una chica, especialmente a temprana edad. Esa crueldad hará una relación muy tóxica y el querer hacer feliz a mama puede llegar a ser un juego peligroso, mental y físicamente.

Se proyecta en ti
Cuando una mamá quiere que su hija sea lo que ella no puedo ser, puede, suele dañar la relación, ya que busca algo egoísta sin pensar en las necesidades o gustos de su hija. Usualmente esto se esconde detrás de una madre controladora.

Indiferencia
Otra manera de saber que se tiene una relación tóxica con mamá, es cuando ella es completamente indiferente a ti. No le importa tu bienestar, o tus gustos, pareciera que eres invisible y que no le interesa saber de ti.

Te sigue tratando como niña
Sabemos que para una madre es difícil dejar de ver a su hija como su bebé. Pero cuando una madre trata de encargarse de todo en la vida de sus hijos, éstos se vuelven dependientes e inútiles, y al final puede ser una forma muy tóxica de convivencia.

Según muchos psicólogos, la relación con nuestros padres es de la mayor importancia para entender nuestras deficiencias en la personalidad cuando llegamos a la adultez. Es importante saber identificar las acciones o actitudes que fomentan una relación tóxica, especialmente cuando viene de parte de alguien tan cercano como nuestra madre.

Si te gustó este artículo de “Señales para saber que tienes una mamá tóxica”, Compártelo con tus amigas y siguenos en Pinterest:

Magazine Feed