10 señales que te hacen ser muy atractiva a los patanes



¡Es momento de cambiar! No a los patanes. Normalmente, toda chica siempre desea poder tener una relación bonita, casi perfecta y por supuesto, una boda de ensueño que sea inolvidable.

Pero lamentablemente muchas de nosotras acabamos con perfectos patanes que nos hacen infelices en la relación. Literal, es como estar en una montaña rusa todo el tiempo. Si estás dispuesta a cambiar de gustos de hombres, sigue estos tips y descubre por qué atraes a los patanes como imán:

No te das mucho a desear. Típico, te llama a las 3 de la mañana en medio de la fiesta para que se vean y tú vas corriendo hacia él. Al día siguiente se porta súper indiferente contigo. Aunque no queramos, es mejor hacerlos esperar un poquito y fingir “tener planes”, aunque te quedes en casa viendo Netflix.

Crees literal en todas sus mentiras. Siempre te dice que van a estar juntos, que te va a invitar a todos lados, que eres perfecta para él, pero al final, se va a ir y se va a desaparecer por varios días hasta que se aburra y te busque otra vez.

Te habla cuando quiere y tú siempre le contestas. Como lo mencionamos anteriormente, es muy importante que lo hagas esperar, aunque sean algunas horas o cancelarle planes.

No sabes decir que no. Lamentablemente, muchas personas sacan provecho de aquellos a los que no niegan nada. Aunque no te guste el plan, siempre se va a hacer lo que él quiere si tú no pones un alto.

Eres insegura y te falta aprender a valorarte. Aunque no lo creas, los patanes huelen a kilómetros de distancia la inseguridad, y lamentablemente a estas chicas, siempre las llegan a tratar mal, ya que pase lo que pase, siempre los perdonarán.

Esperas a que algún día cambie. Muchos de nosotros creemos poder cambiar los defectos de una persona “sólo por amor”, pero si él no decide hacerlo por sí mismo, nadie más podrá ayudarlo.

Tienes tú que proponer todo para que el plan se arme. Normalmente el que conquista es el hombre, pero en esta clase de relaciones, tú eres la que parece que lo quiere conquistar.

Sabe que siempre volverás, haga lo que haga. Te hace groserías tanto en público, como en privado. Lamentablemente, domina perfecto que siempre acabarás regresando.

Siempre te dice que estás “loca”. Para justificarse de todas sus patanerías, siempre te va a echar a ti la culpa por “tus dramas”, aunque tú tengas la razón. Lo más sano para ti es salir corriendo de esta relación.

Eres “demasiado celosa”. No es que en realidad lo seas, es que simplemente no confías en él y quieres asegurarte de que no te vaya a hacer nada malo a tus espaldas.

Animo chicas los patanes quedaron atrás

Facebooktwitter
Comparte

Comentarios

comentarios

Etiquetas