Saltar la cuerda: uno de los mejores ejercicios quemagrasa

Saltar la cuerda: uno de los mejores ejercicios quemagrasa

Saltar la cuerda es una maravilla de ejercicio. Para empezar, quemas una locura de calorías en una sesión, unas 600 calorías en 60 minutos (o tal vez más). Es uno de los ejercicios de cardio más completos, mejora tu memoria y te ayuda a aumentar su conciencia espacial. Así que te damos unos tips para que le saques provecho y bajes de peso de volada.

Saltar la cuerda: uno de los mejores ejercicios quemagrasa 1

Peso de la cuerda

Empecemos con lo más básico, la cuerda. Tiene que tener cierto peso así que lo mejor es que busques cualquiera que tenga un peso, esto te ayudará a sentir cómo gira alrededor de ti y evitarás tropiezos. Es muy importante que no uses esas cuerdas de plástico con las que jugábamos de niñas, ya que son muy ligeras, lo cual complica el ejercicio.

Saltar la cuerda: uno de los mejores ejercicios quemagrasa 2

Tamaño de la cuerda

Otra cuestión muy importante para no lastimarte y que el ejercicio funcione es que la cuerda sea de tu tamaño. Si mides menos de 1.60 muy seguramente eres talla chica. Pero si compras una ajustable, pisa la cuerda justo a la mitad y que quede en medio de tu tenis, y la parte inferior de los mangos de la cuerda debe llegar hasta la axila.

Advertisement

Movimiento de la cuerda

Un tip importante para saltar la cuerda y así poder bajar de peso, es que el movimiento lo hacen tus muñecas, no tu brazos. Tus codos y hombros se deben de mover poco, así que comienza saltando frente a un espejo para que veas que lo estás haciendo bien. Revisa que tus manos estén a la misma distancia de la línea central de tu cuerpo. Recuerda, mueve sólo la muñeca.

Saltar la cuerda: uno de los mejores ejercicios quemagrasa 4

Piso adecuado

Para que no lastimes tus articulaciones y el salto queme más calorías trata de saltar sobre piso de madera. Evita el concreto o alfombras, ya que hacen que tu cuerda rebote y tengas que saltar más alto, lo cual no quema más calorías, sólo aumenta el impacto en tus rodillas.

El salto

Para saltar no debes doblar las rodillas (sólo ligeramente) o que tus pies toquen tus pompis. Debes dar mini saltos, saltando sólo con la punta de los pies (y las piernas juntas). Trata de que los dedos de tus pies estén apuntando hacia abajo en los saltos.

Mirada

Para que no acabes con dolor de cuello, tu espalda debe estar recta. Recuerda que los brazos no giran con la cuerda, sólo las muñecas. Tu mirada debe estar el frente y no en los pies, tus hombros deben estar hacia atrás.

Tiempo

Para comenzar, basta con 20 minutos, después 30 y si te avientas los 60 minutos, que mejor. Empieza por el salto sencillo con piernas juntas y saltitos pequeños. Puedes brincar cinco minutos, descansar uno y volver a empezar. No es necesario que vayas a toda velocidad, se paciente con tu cuerpo. Como cualquier ejercicio, comienza poco a poco.

Intervalos

Una vez que tengas bien dominado el salto básico y puedes hacer intervalos más intensos donde vayas más rápido, entonces puedes comenzar a intercalar los saltos y jugar a saltar con un solo pie, el columpio lateral o el paso del boxeador.

Rutina

Si quieres, puedes combinar tus ejercicios de saltar la cuerda e incorporarlos a tu rutina. Puedes saltar 20 segundos y descansar 10,sigue con sentadillas 20 segundos. Descansa 10 segundos, salta la cuerda otros 20, descansa 10. Abdominales otros 20 segundos, descansa 10 y termina con 20 segundos más de cuerda. Descansa de 1 a 2 minutos. Repite esta serie unas 4 veces. Si lo que quieres es un entrenamiento intenso, saltar la cuerda puede hacer que llegues a tu objetivo.

Calzado adecuado

Es algo básico que saltes con tenis, y que sean para hacer ejercicio. Si quieres cuidar más de tus articulaciones busca unos que tengas mucho soporte o estén diseñados para soportar los saltos.

Si te gustó este artículo de » Saltar la cuerda: uno de los mejores ejercicios quemagrasa «, Síguenos en Pinterest y compártelo con tus amigas:

Magazine Feed