13 personas que se tomaron fotos graciosas con estatuas

Curioso
1 0


Existen ciertas estatuas que llegan a tener una pose tan única, que muchos de nosotros creemos que es demasiado chistosa como para no ponernos creativos y hacer una foto muy divertida. Como por ejemplo, este bebé que está tratando de salvar al conejito:

O por otro lado, para muchos los museos pueden ser un poco tediosos por ver lo mismo por muchas partes, pero estas chicas pudieron sacar el lado más divertido y hasta parece cualquier baile.

Muchos sabemos que los jazzistas se dejan llevar totalmente por el flow, pero definitivamente esta persona supo a la perfección como darle un twist al asunto.

¡Qué miedo! Esta paloma está a punto de saborear una de las comidas más deliciosas que probará jamás: Un pequeño gusano verde que se encontró en el parque.

Y por otro lado, no podían faltar los que se quieren hacer “los chistosos”, y logran que una estatua común y corriente logre hasta ser de buena suerte con tal de hacer algo vulgar.

“Interesante, muy interesante, yo creo que podemos darle un giro a la propuesta que nos diste, Johnson”, así pensaba este hombre sobre los planos que le están mostrando.

“Adiós amigo, te voy a extrañar todos los días, te quiero mucho”, esta foto definitivamente parece una emotiva despedida entre dos personas que se quieren mucho.

¡Qué dolor! En cambio, hay algunas obras de arte que llegan a ser tan aterradoras que hasta es divertido bromear con ellas, como a esta niña que le jalan el pelo.

Otro que quizo hacerte el chistoso y le quitó el lado “patriótico y heróico” a un monumento nacional, pero que va, ¿quién en este mundo no lo ha hecho?

“Estúpida, mi hija, idiota”, así le grita este hombre a la mujer que “trata” de robarle a su pequeña hecha con materiales sumamente fríos. ¿Te gustó esta idea?

Oops! Al parecer, a no todas las chicas les molestan las bromas machistas, siempre y cuando sean hechas por una estatua y no por un hombre que se encuentre en su estado animal.

Y al parecer, a varias de ellas les gusta bromear demasiado con ellos, como si de verdad tuvieran una relación y dijeran, “hazte a un lado, maldito engendro del demonio”.

“Es que amor, entiende, no es lo que crees, si tan sólo me escucharas por lo menos un minuto no estarías ni tantito enojada”, es lo que trata de explicar este chico a su supuesta “novia”.

¿Una fotito con alguna de estas estatuas?

Facebooktwitter
Comparte

Comentarios

comentarios

Etiquetas