Los 6 errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio

Los 6 errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio

Cuando alguien comienza a ejercitarse sin conocimiento previo, puede cometer algunos errores que la llevan a la desmotivación por no ver los resultados esperados. Eso en el mejor de los casos, porque en un escenario más crudo podría sufrir una lesión muscular grave que tarde meses en aliviarse. Por eso, si ya decidiste comenzar a ejercitarte, es importante que primero te prepares. Conocer los errores más comunes evitará que dañes tu salud y mejorará tus resultados.

Los errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio 1

No tener un objetivo claro

Este es uno de los errores principales. Muchas personas no saben qué desean hacer al principio, ya sea aumentar su masa muscular, mejorar su capacidad aeróbica o bajar de peso. Por ello, te recomendamos plantearte un objetivo realista y que puedas lograrlo en un tiempo razonable.

Los errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio 2

Olvidar el abdomen

Un error muy común es concentrarnos en otras áreas y olvidar la zona abdominal por completo. Los especialistas recomiendan enfocar tus esfuerzos en los abdominales al menos dos veces a la semana, para obtener mayor estabilidad y fortaleza en tu centro de gravedad. Un abdomen fuerte te ayuda también a mejorar tu postura a la hora de hacer ejercicios con peso, lo cual reduce la posibilidad de lesiones.

Advertisement

Los errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio 3

Demasiada intensidad

Si no has realizado ejercicio en varias semanas (o hasta ahora no había sido uno de tus hábitos) es mejor entrenar de manera suave y progresar gradualmente. De este modo evitarás sufrir lesiones o sobrecargar tu cuerpo. Hay que saber caminar antes de correr. No creas que por empezar intensamente llegarás a los resultados más rápido.

Los errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio 4

Motivación

Si no tienes objetivos claros, es muy probable que te desesperes y no quieras continuar, pues sentirás que el esfuerzo no vale lo poco o mucho que obtuviste hasta el momento Por eso, es importante tener metas claras y con tiempos realistas, basados en lo que un especialista recomiende y lo que tu y tu cuerpo necesitan.

Demasiado calentamiento

Antes de entrenar se debe realizar un calentamiento suave, para acelerar tu ritmo cardíaco. El problema es que muchas personas toman tiempo de más, lo que termina agotándolas y evita que trabajen a su máxima capacidad en el entrenamiento más intenso. Esto reduce la efectividad de los ejercicios y, lógicamente, los resultados.

No beber suficiente agua

los músculos requieren de agua para mantenerse flexibles y evitar calambres por la falta de hidratación. Por eso debes tomar líquidos antes, durante y después de entrenar. La hidratación es clave para muchas partes de tu vida, no sólo el ejercicio.

Si te gustó este artículo de » Los errores más comunes cuando empiezas a hacer ejercicio «, síguenos en Pinterest y compártelo con tus amigas.

Magazine Feed