Celebridades que son iguales a sus hijos



¡Estas celebridades son como dos gotas de agua!

Ambos son guapos, ricos, talentosos y grandes artistas de hollywood. Además de su físico, todo indica que el hijo de Tom Hanks, Colin, sacó las mejores cualidades de su padre.

Por haber formado parte de la legendaria banda inglesa, The Beatles, Paul McCartney es una de las estrellas más importantes en el mundo, y su hijo, James, para su clon que viajó del pasado hacia el futuro.

Aunque la guapa Lourdes tiene el pelo negro, no cabe duda alguna que es la copia exacta de Madonna. Ambas celebs tienen gestos muy parecidos, pero sobre todo la nariz y los ojos.

El guapísimo y polémico cantante, Robin Thicke, heredó todo el encanto de su padre, Alan, quien es irresistible para muchas mujeres de todas las edades.

La familia Smith es mundialmente famosa y todo un ejemplo a seguir. Los cuatro integrantes son sumamente parecidos, pero quienes logran ser casi igual son Jayden y Will.

La pequeña Suri, hiija de Katie Holmes y Tom Cruise heredó el mismo rostro de su madre y la carisma de su padre. ¡Seguramente en algún futuro será una estrella top!

¡Parecen hasta gemelas! La multi ganadora del premio Oscar, Meryl Streep,tiene una hija llamada Mamie Gummer, quien es igualita a la talentosa actriz.

No cabe duda alguna que TODOS, absolutamente todos los hijos de Reese Witherspoon son exactamente como ella, pero quien se lleva la corona de oro es definitivamente Eva Philipe.

Los Beckham se han convertido en la familia de moda y en la favorita de todos. Brooklyn, Romeo y Cruz son réplicas del guapísimo ex jugador del Manchester United, David Beckham.

No cabe duda alguna que Cindy Crawford fue una de las top models más icónicas de los noventa, y al parecer, su hija, Kaia Gerber, seguirá sus pasos muy pronto.

Son pelirrojas, tienen ojos azules y una cara angelical. Julianne Moore y Liv Helen Freundlich son el dúo perfecto al momento de hacer retratos familiares.

Durante muchísimos años, Demi Moore fue una de las mujeres más hermosas que existieron en Hollywood, y al parecer, su hija, Rumer Willis, fue la afortunada en heredar su espectacular genética.

No hay duda que nadie escapa a la genética

Facebooktwitter
Comparte